Entradas

¿Cómo educar para que le pasen cosas buenas a tus hijos? Dra Marian Rojas Estapé

Imagen
  Para recordar:  1. Involucrarse de forma positiva en la vida del niño. 2. Brindar tiempo de calidad y cantidad con ellos, las dos cosas son importantes. 3. Hablar de las emociones y mostrar legitimo interés por lo que les sucede diariamente.

Acompañar todas las emociones.

Imagen
Emociones en la infancia   ¿Qué les estamos enseñando a nuestros hijos acerca de sus emociones con frases como....? "Deja el drama" "No es para tanto" "Deja de quejarte" "Eso no es razón para llorar" "Miedoso si no" Estas declaraciones desprecian la experiencia, desconectan a los niños de su propio cuerpo y lo  obliga a reprimir lo que sienten.  La idea que estamos perpetuando con esto es "debo esconder lo que siento, hay algo mal conmigo, hay algo mal con mi cuerpo que me hace sentir esto". ¿Y cuál es el problema? ¿No es mejor para que no crezcan "débiles"? Cuando crecemos desconectados de lo que sentimos y no sabemos cómo reconocerlo para gestionarlo, somos más propensos a:  Adicciones Ansiedad Depresión Irritabilidad y explosiones Autolesión Trastornos de alimentación Y en general, una baja calidad de vida.

¿Te pegaron y no te pasó nada?

Imagen
  Los seres humanos estamos diseñados para buscar refugio en mamá y papá. No para huir de ellos porque nos atemorizan. Si no tuviste una base segura mientras crecías, hoy tienes una segunda oportunidad, y ser base segura para os niños a tu cargo.

El miedo no es sinónimo de cobardía

El miedo no es sinónimo de cobardía. La rabia no es sinónimo de descontrol. La tristeza no es sinónimo de debilidad. Enséñales a tus hijos el regalo de sus emociones y ayúdalos a sentirlas si censura.

¿Cuál es la importancia de los límites familiares?

Imagen
 
  Proteger la salud mental de tus hijos en su regreso al colegio después de la pandemia A mi hijo le da miedo regresar a la escuela. ¿Cómo puedo ayudarlo a estar tranquilo?  El comienzo de la escuela o de un nuevo año académico puede ser estresante en circunstancias normales, y mucho más en mitad de una pandemia mundial. Puedes ayudar a tu hijo a estar tranquilo manteniendo una conversación abierta sobre aquello que le preocupa y haciéndole saber que es natural estar nervioso. Los niños pueden sentir nervios o reticencia cuando regresan a la escuela, sobre todo si llevan meses estudiando en casa. Sé honesto: por ejemplo, podrías explicarle algunos de los cambios que se podrá encontrar en la escuela, como la necesidad de llevar algún tipo de protección, como el tapabocas. Recuérdale a tu hijo los aspectos positivos; por ejemplo, que podrá ver a sus amigos y a sus maestros (si regresa a la escuela de manera presencial) y que seguirá aprendiendo cosas nuevas.
Imagen
  Cuidar este aspecto de la vida es fundamental: “La salud mental es la base de todo; sobre eso se construye lo demás: la salud física, el trabajo, las relaciones, etc. Sin salud mental, no hay salud física. De ahí, la relevancia de atender este asunto”. https://www.youtube.com/watch?v=vIH6AuouBIo&t=887s
Imagen
¿Les pasa que escuchamos tanto estos términos pero realmente no sabemos la diferencia entre ellos? Empecemos por la ansiedad: esta puede ser considerada como un sentimiento de inquietud, temor como un sentimiento de inquietud, temor y preocupación que por lo general aparece de repente y es una reacción intensa – que suele desparecer rápidamente – ante un evento estresante. Por su parte, el estrés se considera como el conjunto de reacciones fisiológicas que nos prepara para la acción: la lucha y supervivencia. Muchas veces el estrés se establece como algo crónico y es ahí donde se considera patológico o enfermizo: Y por último, la depresión se refiere a une estado de ánimo triste y una falta de interés o desanimo que se clasifica un trastorno mental y debe ser tratado con terapia psicológica y farmacoterapia (si fuese necesario). En ocasiones se pueden experimentar simultáneamente episodios de ansiedad, estrés y depresión; por lo que es importante que sepas identificarlos y sobr
Imagen
Hasta el momento nos hemos enfocado en cómo se vive la ansiedad desde los zapatos del adulto. Sin embargo es importante conocer cómo se vive la ansiedad en los zapatos de los demás peques. Estas son las 10 señales de alerta de que un niño o niña está ansioso: 1.    El separarse de sus padres o figura de apego le genera un malestar claro que se manifiesta en llanto, rabietas o berrinches 2.    Tiene un extremo temor a quedarse solo y pasa con miedo la mayor parte del tiempo (sin   que haya un estresor que lo justifique) 3.    Ha tenido cambios en su forma de ser o actuar sin razón aparente 4.    Esta mas callado o apartado de costumbre 5.    Tiene conductas compulsivas: actos que repite una y otra vez 6.    Evita personas o situaciones que lo ponen nervioso: lugares o personas especificas (una de las más comunes es la ansiedad ante el colegio) 7.   Se hace daño de alguna forma, por ejemplo comiéndose las uñas, jalándose el cabello, rascándose compulsivamente o pellizcánd
Imagen
  ¿Será que sí? A pesar de lo difícil que sean las circunstancias que estás viviendo, es importante que puedas separarte un poco de la visión del túnel que caracteriza nuestros pensamientos cuando nos sentimos abrumados por algo: esto se traduce en: “Esto no tiene solución”, “La vida siempre me trae cosas malas”, “Nunca voy a ser feliz”, “Nunca voy a salir de esto” o muchos otros pensamientos catastróficos que pueden surgir en nosotros. Te invito a que reflexiones sobre dónde estás parado y que seas capaz de ver la oportunidad que tienes frente a ti a pesar de las situaciones y experiencias desafiantes que estás viviendo.
Imagen
¿Por qué ir al psicólogo? Ventajas de ir al psicólogo 1.   - Tener un espacio solo para ti 2.-     Descubres exactamente lo que te está sucediendo 3.   - Serás escuchado sin ser juzgado 4.    - Obtendrás una visita más completa y objetiva 5.     - Conocerte mejor y entender a los demás 6.   - Aprenderás a manejar las emociones, pensamientos y comportamientos  7.  - Desarrollaras habilidades para resolver conflictos   
Imagen
  ¿Sabías que es normal que experimentes temporalmente alguno o varios de estos síntomas durante la pandemia? Después de tanto tiempo de estar confinados, es normal que nuestra salud mental se vea afectada por síntomas de ansiedad: desesperación, preocupaciones intensas, sensación de ahogo, sudoración y problemas para dormir; pero también puedes experimentar ciertos síntomas depresivos: melancolía, pensamientos relacionados al pasado, falta de energía y motivación, poca iniciativa para hacer actividades que antes te gustaban y alteraciones ene le sueño y el apetito. Lo importante es que sepas que muchos hemos pasado por esto a menor o mayor escala y sobretodo, que entiendas que estas alteraciones temporales, las cuales no deberían de haber durado de un par de semanas. Por ello, es importante que establezcas una rutina que te permita tener un balance entre tus actividades productivas (labores domésticas, estudio, trabajo) y tus actividades recreativas (hacer ejercicio, leer, ver t

Las personas pueden ser tu espejo... ¿Te reflejas seguido en ellas?

Imagen
  Las personas pueden ser tu espejo... ¿Te reflejas seguido en ellas? El exterior es un espejo para tu mente.  Un espejo donde ves reflejadas tus características personales, tus miedos, tus creencias,, tu lado más intuitivo y primitivo. Sucede de forma bastante frecuente en la cotidianidad: Cuando observas o experimentas algo que no te gusta en una persona y sientes rechazo o disgusto, de alguna manera ese aspecto que te causó malestar existe en tu interior o se relaciona contigo. ¿Y por qué sucede esto? La proyección psicológica es un  mecanismo de defensa  donde atribuyes a otras personas sentimientos, pensamientos, creencias y acciones  propias  inaceptables para ti mismo. Por ello, este "espejo" tiene la función de hacerte ver  los aspectos de tu interior   a los que debes prestar mayor atención para así poder trabajarlos  y sanarlos. Te ayuda a ser más consciente de ti mismo. Puedes comenzar a internalizar la información:  "Lo que me molesta de ti, lo traba

¿Qué esperas del 2021?

Imagen
  ¿Qué esperas del 2021? Consejos psicológicos para confrontar el año nuevo Este año 2020 nos ha dejado a todos más que marcados. La situación presentada por el coronavirus nos ha hecho ver la vida desde otra perspectiva. A pesar de que el confinamiento y las restricciones de movilidad han estado presentes durante todo el año, existen algunas cosas buenas que podemos sacar de este año que terminó. Estar en casa nos ha hecho disfrutar de la compañía de nuestra familia, además ha sido para muchos una forma de pensar en sí mismos, en cómo estamos enfocado la vida y en nuestras propias metas. Aun así es obvio que existen algunas consecuencias que pueden haber dejado heridas en nuestro estado mental debido al estrés que puede causar una situación de pandemia. Efectos psicológicos del 2020 1.        Temer por la situación 2.        Cambios en los patrones de sueño o alimento 3.        Dificultad para concentrarse 4.        Problemas de salud física 5.        Abuso de alcohol, tabaco y otras
Imagen
  Cada persona lleva consigo una historia, una experiencia de vida, aprendizajes y un cúmulo de cosas que le hacen un ser único que se enfrentan a su vida con los mejores recursos con los que dispone. Por mucho tiempo se ha pensado que conversar con un psicólog@ es sólo para personas que tienen un "problema muy grande" o para personas que están "locas". En realidad, si nos miramos a todos un poco, si compartiéramos más cómo nos sentimos, qué cosas pensamos y qué hacemos, nos daríamos cuenta que en realidad somos más las cosas que tenemos en común y que eso nos hace estar mal.  Hay quienes sienten un vacío, otros que hacen hasta lo imposible por no quebrarse, quienes sienten un nudo interno y quienes están sanando heridas,. Todos tienen en común algo: hacen lo mejor que pueden y aún podrían acudir al psicólog@ para trabajar en esos aspectos , fortalecerse y aprender de estas experiencias. conversar acerca de lo que nos pasa, no sólo nos alivia por el hecho de expresa
Imagen
Tener un mal día nos puede pasar a todos. pero es posible que no sepas qué hacer para ayudarte, porque has probado cosas que no te funcionan o que dejaron de hacerlo.  Trabajar en aspectos como tu paciencia, respeto, amor propio, empatía, valentía y más, te ayuda a tener una base sólida para disfrutar cada día y atravesar aquellos que resulten particularmente más difíciles. Muchas veces estos valores pueden ser traducidos en actividades diarias que te ayudan en tu bienestar.  respiraciones profundas y conscientes son de gran ayuda, investigaciones demuestran el beneficio que tiene para el bienestar. también dar un paseo, hablar con amigos, ejercitarse y escuchar música. En realidad, lo que ayuda profundamente a desarrollar estos valores en ti, es conocerte: Saber qué cosas te hacen feliz, hacia dónde deseas ir y hacía dónde no y saber con quién quieres estar. Así, es posible saber cuál o cuáles actividades funcionan para ti. Te conoces? Has explorado sobre tus gustos, intereses y metas
Imagen
  Buena pregunta, qué haces con todo eso? ¿Qué tal expresar y así exteriorizar lo que sucede? Experimentamos situaciones que producen emociones internas y generalmente, por algún motivo, expresar lo que nos pasa se vuelve casi imposible. Ahora bien, esto trae como consecuencia un cúmulo de emociones difíciles de dirigir, incluso puede llegar a afectar la salud física produciendo dolores de cabeza, malestar estomacal y otros síntomas como tensión muscular.  Asimismo, no expresar lo que sentimos puede traer consecuencias psicológicas como tener mayor estrés, un estado de animo decaído, presentar baja autoestima o irritabilidad. Callar lo que se siente o se piensa puede resultar doloroso. Es posible aprender a expresar adecuadamente tus emociones. Puedes empezar por comprender como tus emociones operan en tu vida, como sueles lidiar con ellas y como expresarlas de la mejor manera. Intenta identificar lo que sientes, generalmente se encienden las alarmas y te indican que algo sucede, refle
Imagen
No todos los cambios son fáciles, algunos implican desprendernos de parte de nosotros mismos, y por tanto, sufrimos la perdida de quien éramos.  Esta pérdida también representa un duelo personal, también requiere de elaboración para dar paso a esa versión de nosotros mismos que deseamos ser. muchas veces el llanto es una expresión genuina de la resistencia al cambio, así como también lo puede ser la irritabilidad o la frustración. En todo caso, es una señal clave de que es necesario trabajar en lo que se siente para así darle paso al crecimiento y aprendizaje. Pretender cambiar y seguir "como si no pasara nada", es un ideal poco realista, porque la realidad sobresale, algo sí pasó, algo sí cambió, en este caso tú. El llanto, la pérdida de aspectos personales, los cambios, las transiciones, son aspectos que requieren ser atendidos. Brindarles la importancia que merecen puede mejorar tu bienestar y calidad de vida. 
Imagen
No es fácil contactar con el dolor y derramar las lágrimas necesarias que ayuden a procesar el caos que estemos viviendo. Tampoco es sencillo concederse el tiempo necesario, el que uno necesite, para avanzar por este proceso, sobre todo cuando las circunstancias o las personas cercanas te animan a olvidar rápidamente y ponerte bien cuanto antes. Sin embargo, cada persona tenemos dentro de nosotros mismos los recursos necesarios para hacerlo, siendo uno de ellos el de pedir ayuda y dejarse ayudar. No tenemos por qué hacerlo solos, pero sí tenemos que hacernos cargo. El proceso de atravesar un caos externo e interno es muy doloroso, pero la capacidad de adaptación y superación del ser humano es enorme.
Imagen
El pasado hace parte de cada uno de nosotros y es clave conocerlo para poder aceptarlo y sanar muchas heridas que ha podido dejar consigo. Sin embargo, hay quienes deciden anclarse en este pasado o en esta historia, lo cual les impide avanzar, conocer y aceptar el presente. La decisión está en sus manos, no se trata de ignorar el pasado sino de reconocerlo y mirar hacia adelante, trabajando con lo que se tiene y mejorando en lo que se quiere.
Imagen
Muchas prioridades las establecemos desde nuestro inconsciente, actuando sin darnos cuenta de qué es lo que estamos haciendo y en qué estamos invirtiendo nuestro tiempo. Si éste es tu caso, reflexiona hacer un alto, evaluar en qué lugar te has puesto en tu lista de prioridades y revisar que personas o cosas en este momento ocupando el lugar que deberías estar ocupando tú en tu vida.  Recuerda que solo dedicándote a ti mismo tiempo de calidad y cuidándote adecuadamente, puedes mantener un ser equilibrado que tenga la capacidad de estar bien y darse a los otros. ¡Tú eres importante!
Imagen
Los seres humanos tendemos a desesperarnos mucho cuando no encontramos lo que buscamos, o cuando no vemos resultados que esperamos, cuando lo esperamos. Nos esforzamos, trabajamos a diario por nuestras metas, creemos darlo todo por el todo pero, cuando los resultados no son rápidos, fácilmente creemos que no va a pasar o que no valió la pena. Lo que olvidamos es que “lo esencial es invisible a los ojos”. Que no veas algo, que no percibas algo, no significa que no está y mucho menos que no va a ocurrir. Con paciencia, constancia y perseverancia, es posible florecer. El crecimiento está más cerca de lo que crees. 
Imagen
¡Cambiar la mirada lo cambia todo! Cuando podemos voltear la mirada hacia nosotros mismos y prestamos atención a nuestros pensamientos, emociones y comportamientos, no sólo cambiamos la forma en como nos sentimos para mejor, también producimos un cambio que impacta positivamente en como nos relacionamos con todo lo que nos rodea e interpretamos lo que sucede a nuestro alrededor desde una perspectiva distinta. Una forma de cambiar tu mirada y tener una vida más desde el autoconocimiento, la estabilidad emocional y la consciencia de cómo somos y cómo nos relacionamos con lo externo es a través de la psicoterapia.  
Imagen
Toda emoción que no es reconocida y aceptada se vuelve autodestructiva. En el momento que reconoces y aceptas eso que sientes también tu cerebro lo localiza y te será más sencillo, esto te ayuda a hacerte responsable. Poder reflexionar “estoy en una crisis, lo acepto y trabajo en lo que siento. Todo pasa y no pasa nada si ahora me siento mal”. El camino para superar una crisis emocional no será de un momento a otro, no es que un día despiertes y la crisis ya terminó, pues es un proceso interno de constante movimiento en el que vas sanando, superando, entendiendo, procesando y evolucionando. Estás en una constante evolución, aunque no te des cuenta de los pequeños momentos que lo van generando y te parezca que fue de un día para el otro. Observa el aprendizaje que las emociones te brinda, toma tus fortalezas y desarrolla otras nuevas para emprender la recuperación. Evita creencias negativas absolutistas, busca información y con eso que sabes buscar el camino de salida.

INTELIGENCIA EMOCIONAL EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Imagen
Sentimos incertidumbre, miedo, tristeza. Pasamos de la angustia a las risas, después a la preocupación o la culpa. Luego, nos sorprende la solidaridad y la alegre esperanza… y de vuelta a la tristeza, que hace brotar nuestras lágrimas y conflicto interno. Es natural que esta situación genere una “montaña rusa de emociones”, pero en general somos capaces de “sobrellevarlo”. Pero, al igual que el coronavirus afecta a la salud física con mayor intensidad según los científicos, hay personas a las que esta situación de confinamiento e incertidumbre, les afecta mucho más, y tienen una mayor dificultad para el afrontamiento psicológico. Es un colectivo más vulnerable, en el que no siempre reparamos, son personas con mayor vulnerabilidad emocional. Es un momento para reflexionar sobre nuestras emociones. Esto no quiere decir entrar en polémica con el tema, sino identificar que estamos sintiendo, saber cómo nos está afectando, y actuar en consecuencia, no dejar que evolucione y s

¿CÓMO DESARROLLAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LOS NIÑOS?

Imagen
Para desarrollar la inteligencia emocional en niños en el hogar hay que tener en cuenta los aspectos fundamentales que la componen.  Aplicar cada uno de ellos en conjunto aporta al niño las herramientas necesarias para gestionar sus sentimientos y desarrollar seguridad en sí mismos. Fichas para trabajar la inteligencia emocional en niños, niñas de  primaría     Te invito hacer click en los siguientes enlaces  ENSEÑA A TU HIJO A GESTIONAR SUS EMOCIONES CON LA RULETA DE LA CALMA JUEGO DE LAS EMOCIONES

JUEGOS INFANTILES PARA JUGAR CON LOS CHICOS EN CASA EN ESTE TIEMPO DE CONFINAMIENTO

Imagen
Con la cuarentena obligatoria para contener la propagación del coronavirus, siendo el único plan posible es quedándose en casa. para los que tienen hijos, el desafío es encontrar juegos y/o actividades para mantenerlos entretenidos. A fin de cuentas, el aislamiento social, es preventivo y obligatorio siendo una gran oportunid ad en compartir calidad cantidad de tiempo en familia.  Links de apoyo: https://www.youtube.com/watch?v=eejIA0lsRF8   https://www.youtube.com/watch?v=i-t03-Vp93g   https://www.youtube.com/watch?v=xsmh_tjDP74   "Dios no manda cosas imposibles,sino que, al mandar lo que manda, te invita a hacer lo que puedas y pedir lo que no puedas y te ayuda para que puedas". San Agustín. 

TIEMPO DE CRISIS

Imagen
Una crisis es un estado temporal de trastorno, que se caracteriza por una desorganización reflejada en una incapacidad para enfrentar la situación adversa que se está viviendo, manejar adecuadamente las emociones, enfocar el pensamiento y la conducta en resolver el problema. La crisis trae consigo distintos síntomas como: sentimientos de cansancio, agotamiento, desamparo, tristeza, inadecuación, confusión, ansiedad, angustia, frustración, enojo, rabia, colera; además de síntomas físicos como llanto, sudoración, palpitación, temblor.  La intervención psicológica es la estrategia que se aplica en el momento de una crisis, su objetivo es que la persona se recupere de este estado y recupere la funcionalidad para poder afrontar el evento a nivel emocional, conductual y racional. 

ACTIVIDADES SALUDABLES

Imagen
Realizar actividades saludables que sean beneficiosas para la salud física y mental te va a permitir disfrutar plenamente de la vida. Estos ejercicios no hay que verlos como una obligación para la que hay que sacar tiempo y más en estos tiempos de cuarentena, sino como algo positivo y necesario para una mejor calidad de vida. Pero ¿cómo tener una vida saludable? ¿Basta comer sano y hacer ejercicios? Llevar una vida saludable implica un poco más que eso, pues además de la salud física también hay que tener buena salud mental y espiritual. Esto a su vez deriva en un estado psicológico beneficioso y en tener una cierta “filosofía” de vida que te permita disfrutar de las cosas simples. El equilibrio entre un buen estado físico, una buena salud mental, una actitud proactiva con la vitamina espiritual, te permitirá llevar una vida plena. Tips para una buena salud física ·         Hacer ejercicio ·        Orar ·        Alimentarse correctamente ·        No consumir a